Me llamo Yeray y soy de Escucha

Me llamo Yeray y soy de Escucha

Me llamo Yeray Castilla, tengo 20 años y soy de Escucha.

Ya hace seis años que formo parte del proyecto Jóvenes Dinamizadores Rurales y parece que fue ayer cuando “ese pequeño adolescente se adentraba en algo tan maravilloso” Sin duda han sido unas experiencias para  revivirlas una y otra y otra vez.

Como prácticamente cada niño que nace en un pueblo llega el día que tienes que marchar, a mí me tocó a los cinco años y aunque cada verano volvía al mundo rural pasé nueve años en “ la ciudad”. Algo que conforme pasó el tiempo he visto en positivo, porque eso me hizo tener una mayor visión en numerosos aspectos.

Con catorce años y por los vaivenes de la vida volví de forma definitiva de nuevo a mi Comarca natal y como os comentaba al principio apareció JDR. Mi vida entonces fue tomando una trayectoria que cada vez era más clara, “Tenía que hacer algo por los jóvenes, tenía que apostar por mi Comarca”.

Con el paso de los años y muchas ideas en la cabeza por fin llegaron los ansiados dieciocho ¡¡Ya podía emprender!! Metí en una mochila todas mis ganas, todo lo aprendido hasta entonces y por qué no decirlo bastante miedo, y me dirigí a todas esas frías oficinas que has de visitar cuando tienes ideas pero no dinero. Y tras muchos meses de duro trabajo únicamente conseguí palabras preciosas de hombres con trajes muy caros.

CUANDO TENGAS UNA IDEA Y CREAS EN TI QUE NADIE TE DIGA QUE NO PUEDES.

Tenía muy claro que no me iba a rendir ¿qué es eso? Así que con todas mis ganas y con un enfado enorme que me animaba aún más a seguir comencé varias campañas para intentar concienciar del problema que sufrimos muchos jóvenes en el medio rural a la hora de querer emprender en un pueblo, y por supuesto con un reto por delante “conseguir financiación de forma alternativa”.

Cuando te enfrentas a retos tan grandes cometes errores y yo cometí muchos. No me centré en hacer una sola cosa y volcar toda mi energía sino que quise hacer mil… (¡ay niño! ya te dijeron que hay que hacer una lluvia de ideas e ir a por la más factible, cabezón)

Finalmente he tomado la decisión de “abrir algo más pequeño” para conseguir lo que quiero. He trabajado, he ahorrado y mucha gente ha confiado en mí. Y llega la hora de parar de fundir mi cabeza y ponerme con la campaña  final.

Para llegar al éxito que hará que consigas aquello que quieres en la vida, hay que trabajar. Como dijo Vidal Sassoon “El único lugar en el que el éxito viene antes que el trabajo es en el diccionario”. Así que allá voy, directo a hacer de mi sueño una realidad.

¿Me acompañas en el camino?

1Comentario

Deja un comentario