Ultima Parada. El Rebollar de Bea

Ultima Parada. El Rebollar de Bea

Sábado 20 de Agosto. Nos despertamos en Cutanda, después de haber dormido plácidamente en las antiguas escuelas y gracias a los colchones y almohadas que nos facilitó Tamara, nuestra espectacular anfitriona, ya que en la localidad no hay alojamientos.
Decimos adiós a esta localidad después de conocer su historia, su entorno (con guía de primera) y su centro de interpretación (muy, muy recomendable). Qué gusto ver a sus vecinos aprendiendo y dando lo mejor de ellos mismos para hacernos sentir en casa y compartir con nosotros su pasión por su pueblo.
Emprendemos camino hacia Bea, nuestro último destino,19 Km nos separan de uno de los modelos de negocio, que pretende dotar de servicios al mundo rural, ofreciendo en un mismo espacio servicios de diverso tipo; Multiservicio «El Rebollar».
El camino empieza con cuesta abajo que en seguida se convierte en cuesta arriba y vuelta a empezar…pero esto no es una queja ya que las cuestas arriba son llevables, incluso para novatos/as, y las cuestas abajo compensan el esfuerzo. Entre medias encontramos llanos en altura que nos permiten observar el valle y disfrutar de unas vistas privilegiadas, además de hacer paradas para hacernos fotos disfrutando de los campos de girasoles.
Llegamos temprano a Bea y vamos directas al Multiservicio. Nos recibe Eva, encantadora y muy dispuesta para hablarnos no sólo de su negocio sino del pueblo y su entorno. Nos acompaña en un recorrido por sus calles y nos lleva a conocer el interior de la iglesia.
En la entrevista que le hacemos se muestra natural y entusiasmada con lo que hace y deja ver su pasión y dedicación por el medio rural, expresando en un momento de la entrevista que «no volvería a la ciudad». Si quieres conocerla y saber un poco más, no dejes de ver el vídeo que te adjuntamos a continuación, aunque lo que no deberías perderte es una visita a su establecimiento, el trato te hará sentir en casa y disfrutarás de una comida deliciosa que tiene en cuenta a quienes como ella, quieren vivir y producir en el medio rural.
Y no olvides dar un paseo por el pueblo y sus alrededores, a pie o en bicicleta,  antes o después de pasar por «El Rebollar», y  descubrirás un pueblo sencillo cuya esencia lo convierte en único.
Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.